Cultivando Equilibrio Emocional

 
ANOTATE AQUI PARA RECIBIR PROXIMAS FECHAS
Cultivando equilibrio emocional fue creado en el año 2000 en respuesta a un pedido directo del Dalai Lama a un grupo de neurocientíficos destacados, psicólogos y maestros budistas en una conferencia sobre las emociones destructivas del Mind & Life Institute.
El aprender a experimentar y expresar nuestras emociones de manera sabia nos da una sensación invigorante de pleno gozo y plenitud que viene de llevar una vida ética. Esto hace que la mente naturalmente este más en paz, focalizada y clara, lo cual es el sostén de mayor equilibrio mental. Con mayor equilibrio mental podemos empezar a ir más profundo dentro de nosotros mismos, de las relaciones interpersonales y del mundo a nuestro alrededor, descubriendo el gozo de la verdad dada, el gozo de conocer la realidad tal cual es. 
 
En el curso de CEE vas a aprender a:
 
  • Conocer el Proceso de las emociones. Este proceso evalúa el medio ambiente y a nosotros mismos registrando eventos que son importantes para nuestro bienestar. Esto detona una cascada de efectos cognitivos, somáticos, de comportamiento y subjetivos. 
  • Conocer los detonantes emocionales. Estos son mas fáciles de aprender que de erradicar y los detonantes que aprendimos de chicos y que ya no nos sirven, pueden llevarnos a episodios lamentables y a dar respuestas inapropiadas a situaciones del presente. Es por eso que conocer el proceso, conocer los detonantes universales y los personales es clave.
 
  • Desarrollar Técnicas. El entrenamiento introspectivo puede llevar conciencia a procesos que de otro modo se mantienen inconscientes y automáticos. El llevar conciencia hace que podamos elegir como expresar y como experimentar las emociones. En el curso aprenderás prácticas específicas que vienen de las tradiciones contemplativas y que son apuntadas a estabilizar la atención, a reconocer las tendencias cognitivas, a agudizar la percepción somática, a fortalecer la intención conciente y a dar prioridad a la respuesta compasiva hacia nosotros mismos y hacia los demás.
 
  • Reconocer el poder de elección. Tener conciencia del proceso emocional en medio de un episodio emocional permite que la intervención conciente quiebre el flujo automático del impulso a la acción y provee la oportunidad de elegir la expresión de las emociones de manera constructiva.
 
Carola es instructora de CEE acreditada por Santa Barbara Institute for Consciousness Studies. 
 
CEE tiene un excelente equipo de asesores científicos y fue sujeto a un largo estudio de investigación y a dos pruebas clínicas con resultados positivos documentados 

Articulo de

la Universidad

de Berkeley

Aqui

Tesis Regulacion Emocional

en Docentes

English Aqui

Español Aqui

Estudio Cientifico

(Kemeny et al.,2011)

Aqui

 

Testimonios

“Un taller sumamente revelador, aprendí sobre las emociones, su génesis, sus características… tanto que me entendí desde otro lugar. Un taller que me dio herramientas que me hicieron muy bien."

“El taller logró un cambio en mí. A nivel personal: mejore mis hábitos en los alimentos y la meditación se volvió mí lugar y mi momento.

Logré equilibrar y darme permiso en mis emociones, ahora las observo, analizo, me acepto y agradezco.

Mi empatía y compasión siguen creciendo y trabajándose a diario."

"Quiero que mi familia pueda hacer ese taller, creo que nos ayudaría a todos, a entendernos a entender al otro, a desarrollar la empatía.

Fue realmente un taller muy revelador y me fui con una valija llena de herramientas."

"El curso me dio herramientas para que las emociones no me desborden , para poder entenderlas como energías impermanentes, como huéspedes pasajeros que vienen y se van. Aprendí a identificarlas a no tenerles miedo y a intensificar la intención de identificar y aprovechar al maximo los instantes previos a las mismas  para poder encausarlas y evitar impulsos destructivos."

"Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio está nuestro poder de elegir una respuesta.
En nuestra respuesta yace nuestro crecimiento y nuestra libertad."
Victor Frankl