• Carola Terreni

El momento es Ahora




En tiempos difíciles , cuando sentimos que nuestra vida o nuestros planes se ven amenazados, mantener nuestra práctica interna diaria nos ayuda a lograr el equilibrio y la lucidez en medio de la tormenta, lo cual nos permite estar mas disponibles para contribuir a la paz en nuestro mundo.


Cuando todo esta momentáneamente calmo no queremos detenernos a meditar ya que estamos bien y entretenidos. Pero cuando estamos en medio del tornado, es hora de dejar de poner nuestra practica a un lado esperando mejores momentos (ya que en los buenos momentos no queremos meditar). El momento es ahora, incluso si la tormenta se perpetua y parece que no hay salida, incluso cuando nuestro sistema de defensa se activa de día y en las noches cuando no podemos dormir, incluso cuando los pensamientos mas negativos con sabor a miedo, enojo, asco y desprecio circulan en nuestras mentes sin que nadie los haya invitado.


La practica de meditación y regulación de nuestra energía se torna muy poderosa cuando somos perseverantes aunque estemos en medio del huracán. Parece una contradicción, pero es así, los peores momentos pueden ser los mejores momentos para practicar, no hay que desaprovecharlos ya que son joyas preciosas esperando ser descubiertas.


Es una señal de nuestro crecimiento cuando podemos continuar y adaptar nuestra práctica durante cualquier circunstancia que la vida nos plantee. Ahí nos damos cuenta que esa es la cuestión.

La cuestión no es esperar el momento perfecto cuando todo esté milagrosamente tranquilo y tengamos todas las interminables tareas cotidianas completas.


Lo que la vida nos pone sobre la mesa en este momento es perfecto para nosotros, este es el momento perfecto. No hay otro momento. No hay nada que esperar.


Recordemos que el desequilibrio cognitivo sucede cuando agregamos cosas que no existen y rumeamos sobre eso. O cuando negamos y dejamos de ver cosas que sí existen o suceden. A veces incluso hacemos las dos cosas al mismo tiempo, superponemos unas cosas y negamos otras, haciendo una mezcla letal para el equilibrio mental.


La práctica interior genera espacio y lleva luz a la confusión y oscuridad mental dando como resultado mayor equilibrio y claridad. Cualquier decisión que tomemos desde un lugar de relajación y luz, será una decisión que construya lazos, puentes y bellos jardines.


Respiremos profundo al menos tres veces, alargando sobre todo la exhalación…


El momento de recuperar el equilibrio es ahora, este es el momento perfecto para practicar la calma. Este es el momento perfecto para soltar la identificación con el rumeo negativo y obsesivo, este el momento de despertar a nuestro potencial.


Om purnamadah purnamidam

Purnat purnamudachiate

Purnasya purnamadaya

Purnameva vashishyate.


Om, Eso es perfecto. Esto es perfecto.

De lo perfecto surge lo perfecto,

y así también permanece lo perfecto.

(del Brihadaranyaka Upanishad)


carolaterreni.com

705 views
  • Facebook
  • Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon