• Carola Terreni

La Practica diaria de Yoguinis y Yoguis parte III



Vale la pena releer la parte I y II de esta serie para recordar aspectos de la practica que funcionan como antorchas en la oscuridad.



En esta oportunidad vamos a ver cómo la practica de asanas o posturas físicas forman parte clave de esta practica y vamos a ver por qué los yoguis y yoguinis de la antigüedad las practicaban.


Para esto me voy a apoyar en los Yoga Sutras del maestro Patanjali y en el Bhagavad Gita. Es importante saber que el maestro Patanjali, antes de hablar de asana en el segundo capitulo de los Yoga Sutras, dedico todo el primer capitulo a hablar de la meditación. En el segundo capitulo nos enseña las ocho ramas del yoga o ashtanga yoga (ashta: 8, anga: ramas), y la tercer rama son las asanas después de los yamas y los niyamas.

Creo que es clave tener el contexto en mente cuando leemos el Sutra II.46, ya que de lo contrario podemos creer que el yoga es asanas o posturas físicas y nada mas.


En el capitulo dos Patanjali nos dice:


46. Sthira sukham asanam

Sthira: estable, sereno, duradero

Sukham: confortable, agradable, feliz

Asanam: postura, presencia, asiento


De este Sutra encontramos varias interpretaciones:


Asana es una postura estable y confortable

Las asanas generan un bienestar que permanece

Asana es firmeza corporal perfecta, estabilidad de inteligencia y benevolencia de espíritu.


Cuando leemos este Sutra nos queda claro que asana es placentero, confortable, sereno, estable. Pero al principio puede que no lo sientas asi, es común que los que se inician en la practica de yoga asanas tengan que hacer un gran esfuerzo para realizar las asanas y es probable que no permanezcan en ellas con placer, comodidad y serenidad. Sin embargo cuando las asanas forman parte de nuestra practica diaria, poco a poco fluimos mas en ellas y sthira sukham asanam  pasa a ser nuestra experiencia directa.

Por eso siempre debemos tenernos paciencia y ser perseverantes. En el capitulo I el maestro Patanjali nos dice que debemos practicar durante un largo periodo de tiempo, idealmente todos los dias y haciendo una practica correcta, esto ultimo significa que nos entrenamos con un maestro o maestra calificado que practica lo que enseña y que sabe mas que nosotros y después hacemos esa practica solos adonde sea que estamos.  Esa es la manera de alcanzar la “altura crucero” en asana que seria sthira sukham.

También podemos pensar en el asiento/asana como la postura que tenemos en la vida, y aquí me refiero a nuestro propósito en la vida. ¿Cual es tu propósito en esta vida? ¿Cual es tu asiento, el lugar en el que estas colocado, asentado? Podemos aprovechar estos meses de invierno y quietud para hacernos estas preguntas y permanecer en silencio para encontrar las respuestas.


Patanjali continua:


47. Prayatna saithilyananta samapattibhyam


prayatna: esfuerzo perseverante, esfuerzo continuo, tendencia natural a la agitación

saithilya: laxitud, relajación

ananta: interminable, ilimitado, eterno, infinito

samapathtibhyam: asumir la forma original, consumación, conclusión


Veamos varias interpretaciones:

  • Al aquietar la tendencia natural a la agitación y al meditar en el infinito, se logra maestría en las posturas.

  • Se logra la perfección en asana cuando el esfuerzo por realizarla se torna no-esfuerzo y se alcanza el ser infinito interior.

  • La maestría en las asanas se logra a través del equilibrio entre el esfuerzo y la relajación.


En las clases de yoga enfatizo que las muchas posturas de yoga que estudiamos y practicamos tienen el objetivo final de permitirnos permanecer quietos, estables y confortables en la postura de meditación durante largos periodos de tiempo. Solo a través de la meditación podremos correr los velos que obscurecen nuestra naturaleza prístina y luminosa, solo a través de la meditación podremos iluminarnos. La meditación es la herramienta clave para la liberación y para poder meditar, además de asentar las bases de la ética, necesitamos quedarnos quietos, muy quietos.

Si el cuerpo permanece quieto, la mente se aquieta.


En el Bhagavad Gita, Krishna nos dice:

Saman Kaya Sirogrivam Dharayan Achalam Sthirah

  • El yogui deberá sostener su cuerpo, cabeza y cuello erguido y firme.

Mas adelante dice:

Suchou Dese Pradhishtapya Shiram Athmanah

  • El yogui establecido en su firme asiento deberá meditar.

Otra vez vemos que la practica de asana tiene como fin poder sentarse en meditación.


Para meditar tenemos tres posturas básicas:


Padmasana y sus variaciones

Savasana

Tadasana


Podemos utilizarlas a todas según como estemos al momento de meditar. Si nuestra mente esta aletargada o soñolienta, elegiremos padmasana o tadasana. Si estamos equilibrados o con tendencia a la agitación elegiremos padmasana o savasana.


Es interesante ver que en una clase de yoga kaladanda y en la mayoría de las clases de yoga la secuencia empieza en padmasana o sus variaciones y termina en padmasana pasando antes por savasana. Al inicio y al fin de una clase de yoga colocamos nuestro cuerpo en postura de meditación.


Patanjali continua explicando los beneficios de la practica de asana:


48. Tatah dvandvah anabhighatah

tatah: a partir de eso, entonces

dvandvah: dualidades opuestos

anabhighatah: no-perturbado, cese de las perturbaciones.

  • A partir de ese momentos el practicante no es perturbado por las dualidades.

El maestro B. K. S. Iyengar se refiere a este Sutra como “La perfección en acción y la libertad en la consciencia”. Podríamos decir que este Sutra habla de equilibrio mental, adonde no seremos perturbados por las fluctuaciones de la vida como la ganancia y la perdida, la fama y la desgracia, el placer producido por los estímulos y la incomodidad, la alabanza y el agravio; esto es lo que llamamos las ocho preocupaciones o pensamientos mundanos.


Por otro lado la practica de asanas tiene también beneficios físicos que Swami Sivananda, gran yogui y medico de la India nos dice:


“Los ejercicios físicos tienen solamente efecto en los músculos; en cambio, las asanas ayudan a la conservación de los órganos internos del cuerpo y también a las corrientes sanguíneas que irrigan todas las partes del cuerpo. Por ejemplo: si necesitamos ayudar a los intestinos a que realicen bien sus funciones o si los mismos se hallan enfermos, podemos dirigir esas corrientes sanguíneas particularmente a esa parte del organismo, reparar el daño existente allí y restaurar el órgano en su función normal.”


“¿Cuál es la diferencia entre un viejo y un joven? Sencillamente el viejo tiene sus huesos y músculos endurecidos y por tanto carentes de flexibilidad; mientras que el joven tiene las articulaciones y músculos flexibles y asi su cuerpo es elástico y dócil. Las asanas de yoga no solo preservan la salud sino que previenen las enfermedades y curan las dolencias.”


Después de tantas palabras espero que el mensaje sea claro, la practica de asanas es parte de la practica. Todos los días asana, lo que necesites ese día y lo que te sea posible. No tiene que ser una clase completa de una o dos horas necesariamente. Con el tiempo es probable que pocas posturas te lleven al estado de equilibrio y serenidad necesario para tu practica de meditación la cual es central para los yoguis y yoguinis que buscan la liberación para el bien de todos los seres.

0 views
  • Facebook
  • Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon