top of page
Buscar

Una ofrenda

Actualizado: 9 ene



En esta época de celebración de la luz, me gusta contemplar el trayecto de los Reyes Magos como una travesía espiritual que todos estamos destinados a emprender guiados por la estrella que brilla en el cielo de nuestro corazón que nos lleva a lugares y formas de ser y ver el mundo nuevas y tal vez inesperadas.

Los reyes llevan una ofrenda de oro, mirra e incienso. Pero además creo que ofrendan todo su ser, su vida al servicio del espíritu divino.

 

La pregunta que me planteo es, ¿qué podemos ofrendar hoy cada uno de nosotros al espíritu divino, mientras imploramos que permanezca siempre cercano, íntimamente próximo?

 

Es tan fácil sucumbir al apego aferrándonos a nuestras posesiones materiales y al cuerpo. Del mismo modo resulta fácil aferrarnos a lo intangible: logros, fama, bienestar, inteligencia, prestigio, nuestra propia historia... Nos aferramos a todo lo que creemos nos pertenece. Cuesta tanto soltar. Cuesta tanto como cuesta soltar el control de la respiración, tanto como cuesta soltar la identificación con el contenido de la mente. Es un entrenamiento diario soltar, una y otra vez.

 

¿Y que tal si convertimos el soltar en una ofrenda? Lo ofrendamos todo: La respiración, los pensamientos, las imágenes mentales, todas nuestras virtudes, nuestras dificultades, nuestras grandes ideas, nuestra inseguridad, nuestro saber, nuestra voluntad…todo.

 

Tal vez entonces la palabra “costar” en “cuesta soltar” cambie al comprender el inmenso valor de ofrendar. Ofrendar es dar a quien lo tiene todo. Dar todo a la divinidad. ¡Qué bendición tan grandiosa, el acto de ofrendar! Incluso ofrendo el poder ofrendar. Vaciándonos completamente. Livianos, traslucidos, como un arco iris danzando en el cielo, nuestras vidas convertidas en una ofrenda.

 

Cada ser camina el sendero único y singular de su existencia, que sea con pasos ligeros, conscientes de la guía constante siempre disponible cuando la invocamos. Aspiremos a ser como los Reyes Magos, con ambas manos unidas cerca del corazón, ofrendando plenamente todo lo que somos.

265 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarii


bottom of page